Primarias PP

¿Cómo serán las primarias del PP para elegir a su presidente?

¿Cómo serán las primarias del PP para elegir a su presidente?

Cuando un líder político da un paso al lado se abre un periodo de incertidumbre y confusión, sobre todo si la sucesión se produce mediante un proceso de primarias. Está claro que la elección a dedo es mucho menos problemática, ahorra a los partidos políticos conflictos y apariencia de desunión, sino que se lo pregunten a Mariano Rajoy cuando fue elegido por Aznar. Pero en la actualidad, es casi impensable imaginar que la elección de cualquier líder de un partido político en España se haga a través de esta forma, aunque hace no mucho se criticaba desde ciertos sectores del PP a Cristina Cifuentes por llevar a cabo primarias a la presidencia del partido en la Comunidad de Madrid.

Como decía, que apacible fue para Rajoy su liderazgo en el PP tras la bendición de aquel todopoderoso Aznar, por otro lado, quién lo diría en la actualidad tras las constantes críticas vertidas sobre el partido que antaño presidió. En el polo contrario, se veía siempre al PSOE como un partido roto y desunido cuando había primarias para elegir a su secretario general, y más en los últimos tiempos, con intrigas palaciegas incluidas, que provocaron la “dimisión” y resurrección de Pedro Sánchez, que le llevó finalmente hace unas semanas a alcanzar la Moncloa.

Se puede considerar que eran dos formas de ver la sociedad y la política, las primarias frente la elección directa, la confrontación frente al orden, las dagas frente a la cooperación. Pero los tiempos cambian, y tras la pérdida del gobierno tras una moción de censura, los populares se ven obligados a cambiar ciertos procedimientos, tanto externos como internos, entre los cuales parece haberse incluido la posibilidad de los afiliados de elegir a su presidente. Sin embargo, esta elección a la presidencia del Partido Popular tiene sus peculiaridades:

  1. Es una votación a doble vuelta
  2. En la primera vuelta los afiliados votan al candidato que prefieren, pero también a un compromisario, que representará a su ejecutiva local
  3. En la segunda vuelta sólo votan los compromisarios de las ejecutivas locales elegidos en la primera vuelta, y son estos los que con su voto eligen finalmente al presidente del partido de entre los dos candidatos que más votos hayan obtenido en la primera vuelta
  4. Para ser candidato sólo hacen falta 100 avales y estar al corriente de pago
  5. Si un candidato consigue más del 50% de los votos en la primera vuelta no será necesario realizar la segunda vuelta

Como se puede ver, al final los que eligen entre los dos candidatos más votados son los compromisarios también elegidos en primera vuelta, ya que en la segunda vuelta son los únicos que votan, no todos los afiliados inscritos. Sin embargo, si algún candidato obtuviese más del 50% de los votos en la primera vuelta, sería elegido directamente como presidente del PP. Este último apunte es importante a tener en cuenta, sin embargo, con las candidaturas de Sáenz de Santamaría, Cospedal, Casado y Margallo parece complicado que esto se produzca.

En cuanto al número de avales conseguidos por cada uno, Santamaría no ha querido desvelar el número de afiliados que se han pronunciado a su favor, pero ha asegurado que cuenta con el mínimo de apoyos. Cospedal, por su parte, ha mostrado que cuenta con 3.336, por los más de 5.000 de Casado, que parece uno de los mejor posicionados hasta el momento para suplir a Rajoy, a pesar de sus problemas relacionados con sus cuestionadas formas de lograr sus títulos universitarios, que incluso están siendo investigados por vía judicial debido a la relación que guardan con el caso del Máster de Cifuentes. Por último, Margallo ha dicho que cuenta con “unos 500 avales”, siendo el que hasta el momento parece que menos opciones tiene a la presidencia del partido entre los favoritos. La guerra de los avales ya se ha producido, pero las primarias pueden deparar muchas sorpresas, teniendo en cuenta también que los compromisarios pueden elegir en segunda vuelta al candidato que no haya sido el más votado en la primera.

Para saber el resultado final habrá que esperar al 5 de julio, que es cuando se producen las votaciones de la primera vuelta. Lo que está claro es que se producirán dos semanas de interesante y dura campaña electoral por presidir el Partido Popular.

Miguel López Garralón

Miguel López Garralón

Periodismo
Educación
Graduado en Periodismo y Máster en Estudios Avanzados en Comunicación Política por la Universidad Complutense de Madrid. Cursando Grado de Sociología por la UNED.

Aficiones
Jugador de ajedrez y gran aficionado al fútbol americano, baloncesto y fútbol.

Redes Sociales

Please follow and like us:
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *